Programas sociales impiden desarrollo de las comunidades